Los campings de Tarragona invierten 6 millones de euros anuales en novedades e infraestructuras

Con una inversión total de alrededor de seis millones de euros en 2013, los campings de la Costa Daurada y Terres de l’Ebre apuestan por actualizar, mantener y mejorar sus instalaciones así como aportar novedades para atraer un mayor flujo de turistas, por un lado, y fidelizar a la clientela tradicional, por el otro. Así lo recogen las cifras obtenidas por la Asociación de Campings de Tarragona, con sede en el PCT de Turismo y Ocio, que cuenta con más de 50 campings adscritos a su red.

En la búsqueda por ofrecer los mejores servicios a sus clientes, cada establecimiento, de los 55 asociados invierte –de media- cerca de 110.000 euros al año en la realización de actualizaciones y novedades. En cómputo global, entre mantenimientos e inversiones, las personas que han sido empleadas por parte de los campings asciende a 450 personas

En este último año, el aspecto principal en el que han coincidido a la hora de invertir ha sido la reforma y rehabilitación de zonas comunes, sanitarios y alojamientos, aspecto que este tipo de destinos turísticos debe cuidar sobremanera puesto que se trata de uno de los factores más valorados por sus clientes. Así lo refleja la mayoría de campings encuestados.

Como segundo objetivo al que dedicar inversiones, se encuentra el área del ocio. Dentro de ésta, estos campings de la provincia de Tarragona coinciden en su mayoría en renovar las piscinas y zonas acuáticas, tanto para adultos como para niños. Dedican buena parte del presupuesto en mejorar las zonas donde los turistas esperan disfrutar en mayor medida del buen tiempo. Sobre todo aquellos que vienen en busca del buen clima del que goza la zona, unos de los puntos fuertes de la región.

Otro de los aspectos que se van mejorando año tras año, son las instalaciones deportivas. En las primeras posiciones destacan gimnasios, zonas de fitness y pistas de pádel o tenis.

En el resultado de prioridades de los establecimientos campistas encuestados se observa que gran parte de los recursos anuales se destinan a mejoras en las instalaciones generales y en la compra de nuevos equipamientos para los visitantes, como es el caso de bungalows y mobil-homes.

Las zonas de acampada y zonas para autocaravanas, y los bares y restaurantes también destacan entre las infraestructuras a renovar por parte de los propietarios, así como la recepción y accesos propios al camping.

En los últimos años, los campings han añadido a sus presupuestos la modernización de instalaciones con las que hasta ahora no habían contado. Es el caso de la incorporación de fibra óptica y redes wi-fi. Servicios para aquellos que quieren estar conectados durante sus vacaciones. La renovación y puesta al día en los últimos servicios es algo a tener en cuenta a la hora de albergar a una clientela que busca cada vez una mayor comodidad y prestaciones en sus estancias.

La sostenibilidad, la ecología y el cuidado del medio ambiente han llevado a algunos de estos establecimientos campistas a incorporar a sus resorts elementos para la ayuda a la preservación del entorno. Placas solares o mecanismos de recuperación de aguas fluviales resumen parte de las innovaciones hechas por unos campings que gozan y aprovechan las ventajas y cualidades de una magnifica situación y marco incomparable.

En general la modernización, la ampliación y la adquisición de nuevos elementos para sus instalaciones son los aspectos a los que los campings destinan más esfuerzos económicos. Las primeras necesidades y el área lúdico-deportiva son las más cuidadas, sin dejar de lado el estado general de las infraestructuras y accesos, tales como pavimentaciones, cambio de líneas eléctricas y sistemas de calefacción del agua. A todo lo anterior cabe añadir los trabajos de mantenimiento rutinario que suponen la puesta a punto para la apertura de la temporada.

La Asociación de Campings de Tarragona es la entidad que agrupa y representa a los 55 establecimientos campistas de las marcas turísticas de la Costa Daurada y Terres de l’Ebre.