Presentado en Gandesa el Plan Director del Enoturismo de la Terra Alta

El 17 de julio se presentó en Gandesa el Plan Director del Enoturismo de la Terra Alta, en la sede del Consell Comarcal. El acto fue presidido por el presidente del Consell Comarcal, Carles Luz, y contó con la asistencia de diversos representantes de las bodegas de la DO Terra Alta, su presidente, y los presidentes de las asociaciones de Turismo Rural y de Hostelería comarcales.

El Plan fue presentado por Jaume Salvat, miembro del Grupo de Investigación de Análisis Territoriales y Estudios Turísticos (GRATET) de la Universitat Rovira i Virgili, quien será el encargado de coordinar su redacción. El equipo del GRATET se ocupa del proyecto después que el Consell Comarcal adjudicara el Plan, el pasado junio, a la Fundación Universitat Rovira i Virgili, siendo subvencionado por los Servicios de Ocupación de Cataluña en el marco de ‘Trabajo en las 7 comarcas’, y cofinanciado por el Fondo Social Europeo.

El el mismo acto se presentó el proyecto ‘Caracterización de la Garnacha Blanca en la Terra Alta’, que desarrolla el Grupo de Investigación Viti Vini, dirigido por la Dra. Montserrat Nadal y también de la URV. La gran presencia de esta variedad es un factor diferencial respecto a otras zonas, motivo por el que puede ser un factor de atracción para el turismo del vino.

La Terra Alta es una comarca con gran tradición y peso del sector vitivinícola, que representa una parte fundamental de su economía. Los últimos años además, se ha producido un incremento en la calidad y el correspondiente reconocimiento de lso vinos de su DO. Esta mejora en la calidad del producto sobre la que debe girar la propuesta, llega en un momento idóneo ya que el enoturismo es una actividad creciente en todo el mundo que cuenta cada vez con más adeptos, y que se ha convertido en algunos casos en la actividad turística más importante del destino.

La comarca además, dispone de recursos y atractivos turísticos muy importantes, como la Vía Verde, el Parque Natural dels Ports, y la red de centros y museos de la Batalla del Ebre, entre otros; que deben ser una oferta complementaria importante para el enoturismo, que no  puede ser concebido únicamente como la visita a bodegas y la cata del vino. Aquí es clave la redacción de un Plan Director, que tiene que facilitar la participación de los agentes turísticos y los productores para la mejora de la oferta y la promoción del sector vitivinícola, mejorando la economía de la comarca.

El Plan Director del Enoturismo de la Terra Alta quiere ser una guía para el desarrollo de la actividad enoturística, contribuyendo a la valorización de los productos agrarios, creando activos turísticos basados en el vino que creen ocupación, apostando por la colaboración público-privada y reequilibrando el territorio, preservando los paisajes y el entorno.